GINECOMASTÍA (HOMBRES)

 

Se denomina ginecomastía al desarrollo mamario en el hombre.

Es la enfermedad más común de la mama en el hombre, a tal punto que se estima que el 70 % de los adolescentes y el 40 % de los adultos, se encuentran afectados en algún grado por esta patología.

Es común que los adolescentes de 13 o 14 años desarrollen cierto grado de ginecomastia, pero esto se considera fisiológico o “puberal”. En más del 90 % de los casos se resuelve en el transcurso del año.

En los adultos, la ginecomastia se asocia al incremento de la edad, probablemente relacionada a la hipofunción testicular y al incremento de la adiposidad.

Existen condiciones patológicas que se relacionan con la deficiencia de andrógenos o el exceso de estrógenos que predisponen a la ginecomastia. Tratamientos con anabólicos u otros medicamentos, pueden generar una ginecomastia.

La posibilidad del cáncer de mama debe ser considerada en el adulto con crecimiento anormal del tejido mamario.

Realizamos todos los estudios preoperatorios y una meticulosa evaluación clínica, donde se decide la estrategia de tratamiento. El tejido extirpado es remitido al laboratorio.

La corrección de la ginecomastia “glandular”, suele dejar muy contentos a los pacientes, ya que por una pequeña incisión periareolar se reseca el exceso de tejido mamario. Lo complementamos con liposucción del tejido graso circundante.

Si la ginecomastia corresponde únicamente a tejido graso, (lipomatosa), puede eliminarse mediante liposucción, utilizando mínimas incisiones de 3 mm.

El tiempo quirúrgico varía de 60 a 90 minutos.

Habitualmente recurrimos a la anestesia local con sedación, administrada por un médico anestesiólogo, para mayor confort del paciente.

La cirugía es ambulatoria (sin internación) y se requiere una prenda de lycra compresiva en el postoperatorio.

El dolor o disconfor en las primeras 24 a 48 hs. de postoperatorio, es controlable con analgésicos. Luego, la evolución es muy bien tolerada.

Existe la posibilidad de complicaciones comunes a cualquier otro procedimiento quirúrgico como la aparición de hematomas, seromas, infección, cicatrices inestéticas, etc.

Los pacientes retoman su rutina habitual sin realizar esfuerzos, al cabo de unos pocos días. Se debe aguardar más tiempo para iniciar actividades deportivas.